No hay nada más tierno que la cara de tu bebé

 

babypelones.es

Cuando coges a tu bebé por primera vez, todo tu ser grita que harás cualquier cosa por protegerlo. Las manos pequeñas y arrugadas. Los ojos enormes que te miran sin verte pero en los que puedes ver reflejados todo tu amor. Esa cuerpecito rechoncho y desgarbado que rezuma fragilidad

¿Qué tendrán los bebés que despiertan nuestra ternura?

Los ojos grandes, la frente pronunciada, la nariz chata y un mentón pequeño son rasgos que identifican a cualquier bebé y son rasgos que a todos nos despiertan ternura. Y no porqué lo diga yo. Un estudio llevado a cabo por los profesores del departamento de psiquiatría de la Universidad de Oxford revela que sin importar el género de la persona, o si esta tiene hijos o no, la ternura de los bebés consigue despertar una gran reacción en todos los que los miran.

El estudio científico llevado a cabo por Morten Kringelbach, siquiatra y neurocientífico de la Universidad de Oxford, en el que se tomaban  imágenes para ver la reacción cerebral de todo tipo de personas a las que se les presentaban diferentes fotografías de rostros. El experto demostró que ante imágenes de niños se encienden los mismos frentes del placer que se activan al detectar estímulos de recompensa.  Según el informe, la ternura de los bebés es un factor clave de supervivencia, puesto que gracias a estos rasgos, atraen toda la atención, provocando uno de los instintos de supervivencia: la protección.

Desde mediados del siglo XX, el científico Konrad Lorenz   propuso que características infantiles como una gran cabeza, ojos grandes y un rostro redondeado despiertan casi de inmediato un instinto protector. Estos rasgos que demuestran juventud extrema, vulnerabilidad y necesidad, activan un instinto de protección que nos ayuda a sobrevivir como especie.

Así que la próxima vez que miréis a vuestro bebé y penséis que no hay nada más tierno en el mundo, pensad que tenéis toda la razón del mundo. No hay nada más tierno y justo eso les ayudará a crecer seguros, fuertes y sanos.

babypelones.es 2

P.S: Las imágenes de este post son de babypelones.es unos muñecos muy tiernos pero también muy valientes, pues son una iniciativa de juega terapia.org para ayudar a los niños que padecen cáncer.

Publicado en Divulgación, motherhood | Etiquetado , , , , , , | 2 comentarios

Primavera con falda

falda, bolso, blusa

Llega la primavera y yo ya voy sacando el vestuario de entretiempo.

Esta falda de antelina me la compré en un remate final de rebajas a muy buen precio. Me parece una incorporación ideal al armario de primavera. El tono claro dice primavera, el material sugiere que el invierno aún no queda lejos y las posibilidades de combinación me parecen múltiples.

Combinada con una blusa romántica de aires etéreos, un bolso étnico para aportar color y estas medias de rejilla en color carne para poner el toque de tendencia sin marcar el look, realza y crea un outfit perfecto para el día a día o para encuentros informales genial. Pero, ¡no encuentro zapatos con los que me guste!

look temporada

Siempre me parecen clave los zapatos para crear un look y (como ya os conté en este post) no soy de muchos zapatos pero sí de escogerlos a conciencia… y ahora estoy buscando unos zapatos que me gusten con la falda. Nada de zapatos femeninos y nada de zapatos incómodos, pero ¿cuáles?

De momento, por lo que he ido mirando, me parece que estas zapatillas van a ser las finalistas.

¿Qué os parece? ¿Os gustan las faldas con zapatillas?

Publicado en Style | Etiquetado , , , , , | 6 comentarios

Técnicas para tener mañanas sin estrés

20170316_184626

Corre, venga, va, venga, corre, ya!

Nuestras mañanas son así, un estrés continuo, en el que todo son prisas y órdenes y reproches por no ir tan rápido como pedimos. Y ¿por qué?

¿No nos levantamos suficientemente pronto?

No creo que sea la razón, pues hay días en los que yo me levanto a las 6 y media, para salir de casa a las 8:50, y continuamos y llega un momento de la mañana en el que nos cogen las prisas y todo es estrés.

¿Queremos hacer demasiadas cosas de buena mañana?

No creo que tengamos un listado muy grande a realizar al levantarnos: desayunar, preparar el bocadillo del recreo, vestirse, y coger todo lo que necesitamos para el día (que lo dejamos ya preparado la noche anterior). Hay días que A* también se ducha por la mañana pero, para ello se levanta antes y no suele influir en prisas posterior.

¿Cuál puede ser el origen de tanto estrés?

Me parece que muchas veces encaro la mañana, planificándola mal de entrada. Planteo los tiempos como lo haría para mí (igual solo dando 5 minutos de margen) y los tempos infantiles no son los mismos. Puede vestirse en 2 minutos si quiere pero su ritmo no es ese. A* necesita  hablar con sus pececillos cuando entra a la habitación, mirarse los calcetines y cientos de pequeñas ocurrencias más, que si las miro con buenos ojos las veo naturales y llenas de las ansias de divertirse y descubrir propias de su edad, pero cuando las miro obsesionada con las buscas del reloj me irritan y al tercer intento frustrado de ponerse los pantalones no puedo evitar llamarle la atención de mal humor. Planificar los tiempos pensando en su ritmo normal me ayuda a ir más tranuila y no estar todo el rato señalándole lo que debe hacer.

Como A* ya sabe desenvolverse perfectamente con los relojes, he descubierto que otra cosa que nos ayuda mucho a mejorar nuestras mañanas es dejar claras las horas a las que cada cosa debe estar hecha y tener un reloj visible en todo momento. Dándole a él mismo la responsabilidad de acabar en el tiempo indicado, puedo dejar de estarle encima (lo que provoque que me irrite, a veces sin sentido) y además ayuda a que vaya tomando sus responsabilidades. Tener los relojes visibles le ayuda a él, a saber controlarse,  y a mí, a no estar sufriendo por las distracciones en todo momento. Si no ha acabado en el minuto X puedo intervenir yo haciéndole notar que no ha hecho lo que debía y actuar en consecuencia (planificar que hayan minutos de apoyo también me ayuda).

Seguir las mismas rutinas y que todo este siempre en el mismo sitio son otros de nuestros imprescindibles a la hora de aligerar el estrés matutino.

Y ¿vosotros? ¿conseguís salir a la hora sin estrés?

Publicado en motherhood | Etiquetado , , , , , | 3 comentarios

Mercadillos para disfrutar

caramelos artesanos

Con el buen tiempo, empieza la temporada de mercadillos. ¡Y en casa nos encantan!

Nos gustan todos los mercadillos en general pero uno de nuestros preferidos son los artesanos, dónde te puedes dejar llevar por la vista, el gusto y el olfato.

No hay plan mejor para un domingo por la mañana que pasear en familia descubriendo productos de nuestra tierra, cosas auténticas y eleaboraciones como las de antes y A* es uno de los que más disfruta.

Lo probamos todo, lo miramos todo y, claro, siempre acabamos comprando algo, pero también creo que fomentar el consumo de productos artesanales es bueno para el planeta y nuestra sociedad… y para nuestros paladares… y nuestro cuerpo en general. ¡Vaya, que todo son ventajas!

productos artesanossikaru cerveza

Callejeando un poco es fácil encontrar propuestas tan buenas (de sabor y de idea) como esta cerveza. Sikaru, una cerveza artesanal hecha desde la plataforma Badalona Capaç para ayudar a la integración laboral de personas con discapacidad intelectual.

En Barcelona podemos encontrar muchos y yo os dejo dos propuestas muy sabrosas una de nueva creación y aire más exclusivo y el clásico de Barcelona.

Otra nueva propuesta es el Independent Label Market que aunque no es un mercadillo artesanal tradicional si ofrece la posibilidad de descubrir nuevos productos de marcas muy pequeñitas que pueden ser difíciles de descubrir de otra manera.

No hay excusa. ¡Tendremos que salir a la calle!

20170311_131132.jpg

Publicado en Living | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Maquillaje de buena cara

maquillaje clarins

Cuando tenía 20 años iba siempre a cara lavada pero ahora necesito maquillarme un poco para salir a la calle sintiéndome persona. Cada día me pongo un poco de rimmel, colorete, tapaojeras… No es maquillaje que se vea (bueno, los labios sí que me gustan subidos de tono) sino que es maquillaje para tener buena cara.

Ya véis que para mí el maquillaje es muy importante y por eso me tomo muy en serio (todo lo en serio que se puede tomar el maquillaje, claro)  las nuevas incorporaciones.

Este mes encaramos la primavera y con eso en mente me he hecho con un colorete con un tono más melocotón que es el perfecto colorete para tener buena cara con los primeros rayos del sol. Estos coloretes en crema de Clarins son una delícia, son muy fáciles de aplicar, se difuminan perfectamente y dan un tono sutil pero suficientemente cubrientes para durar la jornada laboral.

Un poco de eyeliner me gusta mucho.  Aunque es algo que no hago de forma habitual sí que a veces me apetece para dar un estilo diferente al maquillaje. Dejo los labios más naturales y doy un poco más de contundencia a los ojos. Pero, la verdad es que siempre había estado discutida con los lápices de ojos. Todos los que había probado me parecía que necesitaba apretar demasiado (aish, pobre ojo) para que marcaran, no fluían, y en cambio los pinceles liquidos me parecían demasiado contundentes y poco naturales para mi estilo.

colorete y kohl clarins

Ahora he conseguido el eyeliner perfecto para mí. Este kohl de Clarins es tan suave de aplicar como promete y con el cepillito del otro costado se puede difuminar en un momento para dar un efecto sutil o crear unos smockey eyes como dios manda. Y, si lo digo  yo, que soy muy torpe en estas cosas es que es fácil, fácil.

Con estas dos incorporaciones estoy lista para ponerle buena cara… al buen tiempo!

Publicado en Beauty | Etiquetado , , , , , , | 2 comentarios

La verdad sobre el colecho

bebé durmiendo, colechoLlevamos 15 meses durmiendo con en R* en la cama (bueno, desde hace unos meses tenemos su cuna abierta como prolongación de nuestra cama). Primero por convicción y ahora diría que por obligación.

Colechar es muy bonito, sí, y si son ciertas las afirmaciones sobre que evita la muerte súbita del lactante me parece que debería ser recomendado por todos los médicos (los mismos que unas veces te recomiendan que el bebé duerma de lado y otras que el bebé duerma boca abajo). Pero entre dormir plácidamente con tu recién nacido, pudiendo amamantarlo a demanda de manera relajada y llevar 15 meses sin poder leer tranquilamente en la cama porque está ocupada, tener un brazo inmovilizado cada noche y encima no dormir más de dos horas seguidas, hay un trecho.

Ya sé que ningún adolescente continúa durmiendo en la cama de sus padres y un día no querrá dormir más con nosotros pero la verdad es que no quiero esperar a que esto ocurra en algún punto indeterminado entre ahora y los 13 años. Y, desengañémonos, la mayoría de padres que conozco durmiendo con un bebé ya algo crecidito están deseando llevarlo a su habitación. Que para disfrutar de lo tierno que es dormir al lado de tu hijo con hacer excepciones cuando está enfermo, en vacaciones y otras fiestas de guardar, tienes de sobras, vamos.

En nuestro caso nuestra necesidad viene acrecentada por el hecho que el colecho no nos funciona. Ahora mismo, el hecho que R* me note al lado, me huela y sepa que la teta está a su disposición le pone en un estado de duerme vela en el que demanda pecho de forma muy seguida y no le permite dormir profundamente. Ni a él, ni a mí, y, a veces, incluso ni a su padre. Y no soy la única, he visto que en muchos casos el hecho de dormir con los padres crea hábitos de sueño desordenados en los pequeños, (aquí os dejo el relato de Estoreta como muestra) y, no, no me refiero a que los niños a los que se les deja llorar sin atender duerman mejor.

Así que queremos conseguir que R* duerma solo pero no queremos dejarlo llorar, y ¿eso cómo se consigue?

Hace un par de meses os contaba como intentamos cambiarlo a dormir a su habitación para ver si al no notarme, y al desvelarse más, cada vez que quisiera pecho, conseguíamos ir alargando las tomas… Pero nuestro intento fue completamente infructuoso y por nuestro bien volvimos a dormir los tres juntos.

Ahora estoy intentando hacer que no se duerma con la teta. Le doy pecho y cuando esta relajado, lo retiro antes de que se quede profundamente dormido. Pero, claro, hay veces que ¡soy yo la que se queda dormida en la toma!

Intentamos, intentaremos y no desesperaremos… pero si alguien tiene alguna sugerencia, aceptamos ideas.

Publicado en motherhood | Etiquetado , , , , | 19 comentarios

Niños, mentiras… y otras verdades

20141105_084651

“Los niños ni ocultan mentiras, ni callan verdades.” Dice el refrán. Pero, ¿es cierto? ¿Son sinceros los niños?

Todas las madres decimos que no se debe mentir, que las argucias son malas pero el engaño forma parte innegable de nuestra vida social, por sinceros que nos creamos. Mentimos entre 2 y 3 veces al día de forma directa y otras muchas por omisión y otras maneras indirectas. Mentimos para no herir a otros. Para salvaguardar nuestra autoestima. Para protegernos frente a los desconocido… Y eso sin contar con los autoengaños, esas pequeñas mentirijillas que nos ayudan a tirar adelante, ese “yo puedo con todo” o el “por un poco de chocolate no va a pasar nada”.

Contar mentiras es aseverar verbalmente una falsedad con la intención de engañar a otros.  La intencionalidad de la mentira es la que la convierte en un juego de adultos y los matices morales del engaño que perpetra son múltiples y son los que vamos aprendiendo con la edad. Los niños no aprenden a mentir sino aprenden a separar la verdad de la mentira, cuando está bien mentir y las consecuencias de hacerlo.

Durante los primeros años de vida la realidad y la ficción pueden confundirse y los niños pueden hacer relatos faltos a la verdad sin ningún tipo de conciencia y ser sinceros  al respecto ante preguntas directas y concretas sin entender de incongruencias.Quién no ha recibido una explicación perfectamente detallada sobre como habían jugado a hacer saltar unas ranas traídas por una maestra nueva y ante la pregunta de si la nueva  maestra le gustaba recibir una tajante negación a cambiar jamás de maestra.

A partir de los 3 años los niños empiezan a mentir conscientemente. Básicamente los embustes son para protegerse de un castigo, para agradar al adulto o para salirse con la suya. Ahí es dónde empezamos a insistir en que no se debe mentir. Pero lo más importante en este momento es no engañar a nuestros hijos. A esta edad los niños perciben la verdad y la mentira en blanco y negro, sin matices y cuando descubren cualquier embuste se sienten traicionados.

Una vez cumplidos los 6 años empieza el aprendizaje de los submundos de la mentira adulta. Un aprendizaje difícil que dura unos cuantos años y que les enseña a moverse entre las mentiras piadosas, los embustes genuinos y la traición a la verdad. Según un estudio canadiense sobre cómo los niños perciben la moralidad en las mentiras, los niños más pequeños asocian bien y mal con verdad y mentira mientras que a medida que crecen son capaces de dar más importancia al fin de la mentira “o la verdad” que a la veracidad de lo afirmado.

Pero tan importante como saber mentir, o, mejor dicho, saber cuándo podemos mentir, es saber detectar las mentiras.

Cuando son muy pequeños los niños son muy crédulos pero enseguida empieza el aprendizaje para detectar el embuste y ahí, sorprendéntemente, son mejores los niños. Según un Estudio de la Universidad Autónoma de Nueva León sobre cómo aprendemos a detectar las mentiras, los niños son mejores destapando argucias que los jóvenes y adultos. Los niños solo se basan en las indicaciones que la comunicación no verbal les da sobre si decimos la verdad o no, y en cambio los adultos tenemos en cuenta otras variantes sobre la persona, nuestros criterios y las posibilidades de la mentira explicada.

Por tanto, aunque no nos lo parezca nuestros hijos pueden olerse nuestras mentiras y si queremos que no nos mientan o, mejor dicho, solo mientan cuando sea moralmente aceptable. Debemos ser sinceros con ellos y demostrar con nuestros actos que no debemos mentir.

Publicado en Divulgación, motherhood | Etiquetado , , | 6 comentarios

Primavera a flor de piel

look15-zara

Empieza a oler a primavera.  El cielo luce de un azul intenso. El sol brilla reberberando su esplandor desde primera hora. Y las flores empiezan a mostrarse, almendros, jacintos, tulipanes.

Con este ambiente primaveral las ganas de nueva temporada en el vestuario se apoderan de mí. Y chafardeando los editoriales de esta nuea temporada he dado con este precioso reportaje de Zara Niños.

look8-zara

Un editorial de fotografía con olor a verano melancólico. Una luz de veranos pasados. Miradas llenas de misterios. Ganas de vivir.

Me gusta el aire despreocupado de la ropa, los colores neutros, las formas simples, pero lo que más me gusta esel estilo que desprende y las ganas de buen tiempo y disfrutar del aire libre. ¡Ya queda poco!

look10-zara

Publicado en Style | Etiquetado , , , , , | 6 comentarios

Cuando tu hijo es el malo

dibujo-nino-maloHace unos días leía el conmovedor relato de una madre sobre como había visto como su hijo sufría acoso escolar. Un relato sobre como el “bullying” puede esconderse detrás de muchas apariencias y como, a veces, los padres tampoco como muy conciliadores en este tipo de conflictos.

Nadie quiere que a su hijo le pase nada parecido. No queremos ver como agreden a nuestro hijo física o emocionalmente. Nos gustaría siempre protegerle frente cualquier tipo de dolor.

Pero, leyendo el post me surgió una duda:

¿qué pasa si mi hijo no es el acosado? ¿Cómo reaccionaría si mi hijo es quién da los golpes?

Como personas nos es mucho más fácil empatizar con la víctima, salir en su defensa, proteger al desvalido. Pero, cuando debemos responder por el agresor la cosa se complica. Porque como padre sabes que tu hijo no es malo (creo firmemente que ningún niño es malo) y es difícil entender que alguien lo perciba así.

Supongo que cuando alguien te comenta que tu niño, el que te da los besos más tiernos del mundo, el que tiene una sonrisa que desarma ejércitos enteros, ha pegado, amenazado, o manipulado a otros es fácil quitarle importancia. Seguro que tu hijo no quería hacerlo a posta, seguro que los otros le instigaban, seguro que…

Y, como padres, debe ser muy fácil sentirse amenazado… “si yo no he hecho nada mal”… “si yo le educo en valores”… “si en casa le aportamos modelos positivos”… ¿Cómo va a ser mi hijo el que insulta? ¿el que pega? Serán cosas de niños. Será que jugaban y se descontroló un poco”

Hay mil razones para que un niño se comporte como no es debido pero como padres debemos responsabilizarnos cuando esto sucede. Haga lo que haga nuestro hijo debemos responsabilizarnos de ello, entenderlo, hablarlo con el niño e intentar reconducir las malas conductas.

Es fácil que sean cosas de niños, reacciones descontroladas y juegos de poder que van a más pero para que sea así y estas conductas no se vuelvan patológicas y den problemas (a otros niños o a los nuestros en un futuro no muy lejano) debemos reaccionar y ayudarlo. Debemos proteger a nuestro hijo frente al agresor que se agazapa en su flaqueza y no dejar que le controle como haríamos si fuera otro el agresor.

Los niños, son niños y pueden equivocarse y nuestra labor es ayudarles.

Publicado en motherhood | Etiquetado , , , , , , | 11 comentarios

Cada oveja a su caja

cesta-elefante

¿Sabéis esas casas ordenadas que salen en las revistas? ¿Esas habitaciones en las que cada cosa está en su lugar? ¿Esos niños que parece que juegan ordenadamente?

Pues así es mi casa. Lo confieso. Aunque muchas veces cuando viene alguien y se sorprende frente al orden reinante yo suelte el típico “es que hoy es el día de limpieza” o alguna frase parecida, la verdad es que soy ordenada y me gusta tenerlo todo recogido.

Tenemos niños, vivimos sin una disciplina férrea en el órden, pero la casa está siempre recogida. Y, eso ¿cómo lo conseguimos?

He descubierto que para mí lo que mejor funciona para mantener el orden con los niños son las cajas y cestas. Tenemos repartidas por la casa cajas de juguetes, cajas según temas, cajas por edades, cajas y más cajas.

Con las cajas recoger es muy sencillo y rápido, todo se tira directamente a la caja y la caja a su rincón. Plis, plas, todo ordenado. Y si las cajas están ordenadas por temas también es muy fácil que encuentren lo que buscan a la primera y no se desordene tanto.

Y ademá hay cestas tan lindas, son tan decorativas, que no hay nada como llenar la casa de cestas para tenerla bien ordenada y bonitas.

P.S: la preciosa cesta en forma de elefante de la foto de portada es una de nuestras últimas incorporaciones a la colección y es de Zara Home.

Publicado en Living, Sin categoría | Etiquetado , , , | 5 comentarios