Poison milk

Soy pro lactancia materna, creo que es lo mejor para los niños, es muy bonito y además me parece mucho más cómodo que el biberón.  Aunque también soy de las que digo que cada madre debe hacer lo que mejor le parezca y que los bebés que han de tomar leche de fórmula también crecen la mar de contentos y sanos.

A A* le estuve dando el pecho hasta los 8 meses y la intención con R* era más o menos la misma.  Pero esta semana he tenido que estar tomando un antibiótico incompatible con la lactancia, así que para tristeza mía y del pequeño hemos tenido que pasar a la leche de fórmula.

Decía que soy de las que digo que seguro que los biberones también les van bien pero tras soñar dos veces en una semana con bebés envenenados tengo claro que no veo con muy buenos ojos la leche de fórmula. No me gusta su olor, me la imagino llena de químicos y de grasas de engorde malas para el niño. Sé que no es así y que, evidentemente, se hacen con total seguridad y conozco niños perfectamente sanos criados con biberón pero tanto leer acerca de las bondades de la leche materna y mi concienciación naturalista me están sesgando el razonamiento en este aspecto.

Durante esta semana también me he encontrado varias veces con el otro punto de vista en forma de “pues ahora con el biberón te debe dormir mejor, ¿no?”. Pues no, eso de que el biberón les deja más “satisfechos” y duermen mejor es un mito. Con el pecho estábamos saltándonos una toma durante la noche como suele darse a su edad y esta semana hemos pasado de las peores noches. No digo que no tuviera suficiente alimento o que no fuera una cosa puntual de la adaptación sino que, sencillamente, tanto con el pecho como con el bibe los bebés duermen bien o mal por muchas cuestiones y la solución a las malas noches no es pasar a la noche de fórmula.

Yo me he estado sacando durante toda la semana para poder volver a darle el pecho. Ha sido duro y siempre ha habido la duda sobre si luego R* no preferiría continuar con el biberón pero ahora ya puedo decir que todo ha vuelto a nuestra normalidad. Espero que continuemos muchos meses así pero si no puede ser tengo que esforzarme en reconocer que tampoco le va a pasar nada a mi bebé.

biberones, lactancia materna, bebés

biberones, lactancia materna, bebés

Anuncios

Acerca de happylittlethingblog

Treinta y tantos, comunicadora, mamá, beautyadicta y aficionada a la moda pero sobretodo optimista por naturaleza. Disfruto de los pequeños momentos y me gustaría compartirlos.
Esta entrada fue publicada en motherhood y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s