Teardrop

Cuando nació A*, hace ya casi 6 años, lo pasé muy mal. Estaba siempre preocupada por el peque, no tenía ganas de nada y, evidentemente, él lloraba mucho.

Sí, cuando nació A* sufrí depresión postparto y lo pasamos muy mal. Yo sólo quería dormir y que el tiempo pasará, que se hiciera mayor y dejara de llorar él, y yo de abrumarme todo. Es curioso pero no recuerdo muchas cosas de esa etapa y los pocos recuerdos no son demasiado buenos. Mecerlo sin parar pensando que porque no cerraba los ojos y dormía. Su primera sonrisa cuando estaba a punto de romper a llorar de cansancio tras una noche dura. Intentar comer un pescado al horno que alguien me había llevado mientras él lloraba. Acostarme pensando que ya había pasado otro día y que, por lo tanto, quedaba menos.

Con R* todo ha sido muy diferente. Durante el embarazo me había preocupado un poco poder volver a sufrir depresión postparto pero no, todo ha ido fenomenal. Las sensaciones desde el mismo parto han sido completamente distintas.  La experiencia ayuda a relajarte y disfrutar pero tampoco he sentido ese peso abrumador, ese no poder tirar adelante. Y sencillamente le miro y sonrío.

No puedo evitar pensar en cuando A* era pequeño y todo lo que me perdí. Me da pena por él. Me da pena pensar que todos los llantos del bebé que todo el mundo tachaba de  llorón estaban más que justificados porque por más que su madre estuviera allí y le diera el pecho o le meciera o lo que fuera, en realidad su mamá no estaba y no le abrazaba como se abrazan a los bebés.

Y me da pena por mí. Porque por una maldita enfermedad no pude disfrutar de verdad de mi primer hijo y sentir la alegría profunda de pararlo todo y dormir con tu bebé encima.

Así que quiero explicar mi experiencia y dar más voz a la depresión postparto y si puedo ayudar ni que sea un poquito a cualquiera que se encuentre en mi misma situación.

Anuncios

Acerca de happylittlethingblog

Treinta y tantos, comunicadora, mamá, beautyadicta y aficionada a la moda pero sobretodo optimista por naturaleza. Disfruto de los pequeños momentos y me gustaría compartirlos.
Esta entrada fue publicada en motherhood y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

17 respuestas a Teardrop

  1. rubillamas dijo:

    Lo importante es que ahora estés bien y disfrutes de los dos. No pienses en el pasado, ya pasó y seguro que lo hiciste lo mejor que pudiste. Un abrazo

    Le gusta a 1 persona

  2. MARYREC dijo:

    Guapa, no lamentes lo que pasó seguro que tienes ahora miles de momentos que disfrutar y compartir con tu hijo y eso es lo que de verdad cuenta. Besos

    Le gusta a 1 persona

  3. Paloma dijo:

    Me alegra que compartas tu experiencia sobre una situación de la que pocas veces se habla o se comenta. Una mujer valiente que ha sabido salir adelante, eso es lo que eres! Hablar de estos temas no “tan bonitos” también es necesario para las madres. Un abrazo!

    Le gusta a 1 persona

  4. Maria Jose dijo:

    Gracias por compartir una experiencia tan personal. No te preocupes por lo que pasó. En la vida ocurren muchas cosas que están fuera de nuestro control, cosas que nunca imaginamos que pudieran pasarnos. Ocurren y ya está, nadie tiene la culpa. Lo importante ahora es el presente. Si tú estás bien, tus hijos están bien. Ánimo!!!

    Le gusta a 1 persona

  5. Yo no llegué a tener depresión, pero si pase su dos primeros meses muy malos, entre que no se enganchaba al pecho y muchas más cosas me hundí, pero poco a poco estoy mejor… Muchos besos reina

    Le gusta a 1 persona

  6. Me alegro de que estés mejor!! Es muy importante amueblarse bien la cabeza y sobre este tema no se habla en las clases de preparación al parto. Te hablan de epidurales. ..de cólicos del lactante…con lo importante que es también para el bebé qie su mamá esté bien!! No te sientas mal por lo que pasó, no hay que exigirse tanto. Lo importante es aprender y no repetir los errores. U cuando no podemos por nosotros mismos acudir a un profesional que pasa eso están. Un beso.

    Le gusta a 1 persona

  7. Qué bien que eres valiente y lo sacas, y lo visibilizas, y reconociéndolo le das voz y te sacudes los miedos de encima. La valentía es eso, afrontar los miedos. Qué lástima por ti, por el bebé y por el padre. Pero sabes qué? Que lo has hecho fenomenal, que tu hijo es un encanto y que por suerte has tirado adelante y te has dado una segunda oportunidad. Eso es lo que cuenta. 😘

    Le gusta a 1 persona

  8. Si todas las depresiones son traicioneras porque no te permiten disfrutar de las cosas buenas de la vida, la depresión por parto debe ser horrible. Pero una vez la has pasado, que la has superado, no dejes que te castigue en tus días buenos. No le dediques ni un pensamiento más y disfruta mucho de tus hijos. Ánimo guapa

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s