Conciliar… con los abuelos

image

Cole, guarde, extraescolares, parque… la vida infantil rutinaria vuelve, por fin,  a la carga con su arsenal de deberes y obligaciones.

La vuelta al cole es una liberación para los padres pero aunque lo vivimos como la normalización del horario infantil y su adecuación al mundo adulto esto está muy lejos de ser verdad.

Por mucho que yo tengo un trabajo de treinta horas con horario bastante flexible que me permite adecuarme a muchas de las necesidades de mis hijos (el año pasado, por ejemplo, os contaba como había podido hacer una adaptación a la guardería de verdad) y por mucho que mi marido también tiene una jornada compactada que le per mite disfrutar de sus hijos en un horario normal, necesitamos a los abuelos para poder encajar el horario de nuestros hijos con nuestro horario de trabajo.

En este país conciliar significa tirar de abuelos. Así de claro. Bueno, podría ser también tirar de canguros pero tal y como están los sueldos eso es inalcanzable  para la mayoría de nosotros, así que toca aprovecharse de la familia.

Nosotros, por suerte, solo nos aprovechamos de ellos para cubrir huecos, para aligerar jornadas a los pequeños y disfrutar de alguna tarde gimnasio, pero eso, ya significa mucho. Muchas horas a la semana en la que los abuelos hacen el trabajo que deberían hacer los padres.

¿Cómo lo hacen los que viven lejos de la familia? ¿Cómo consiguen conciliar los que tienen a los abuelos aún en activo? ¿Qué horarios tienen los niños cuyos padres deben dejarlos todo el día en el colegio? Y ¿qué supone todo esto para los niños?

La verdad es que no sé como debería ser la vida para poder casar perfectamente  las necesidades empresariales con un horario infantil adecuado (entiendo que un sueldo decente por jornadas de cinco horas es inviable para cualquier empresario y entiendo que tener a los niños aparcados durante  ocho o nueve no es la mejor opción para ningún niño).

Así que sencillamente doy gracias por tener a mis padres y a mis suegros cerca y con ganas y fuerzas de quedarse con sus nietos. Nuestra vida familiar sí es de conciliación gracias a ellos.

Anuncios

Acerca de happylittlethingblog

Treinta y tantos, comunicadora, mamá, beautyadicta y aficionada a la moda pero sobretodo optimista por naturaleza. Disfruto de los pequeños momentos y me gustaría compartirlos.
Esta entrada fue publicada en motherhood y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s