Feliz como una perdiz

image

Cansada, divertida, preocupada, soñolienta, estresada, pacificadora, relajada,  gruñona… hay muchos adjetivos para estos 2 años de bimaternidad pero si hay uno que me define es el de feliz.
R* ha cumplido ya 2 años y en estos años en los que lidiar con 2 ha sido mucho más difícil que educar a 1 me he sentido muy reconciliada con la maternidad.
Con A* siempre estuve más preocupada y ahora supongo que no hay tiempo para tanta preocupación y me dejo llevar.

Anuncios
Publicado en Sin categoría | Etiquetado , , | 2 comentarios

Consumir por los ojos

cocotte de Lunares y Naranjas

¡Se me van los ojos! No lo puedo evitar. No quiero gastar y estoy a favor de un consumo responsable pero, a veces, veo una combinación de colores por aquí o un tacto sedoso por allá y me entra un deseo irrefrenable de hacerme con esa pieza… aunque luego me diga ¿para qué?

Las cocottes individuales siempre me han parecido taaaan bonitas que, no lo puedo evitar, las quiero. Yo, que no soy nada cocinitas y que jamás me voy a poner a hacer comida en servicios individuales pudiendo hacerla de forma más práctica, quiero un elemento de cocina que sólo sirve para dar más faena y poner servicios bonitos y… no aptos para niños.  (La foto de la cocotte es de Lunares y Naranjas, responsable en gran medida de mi deseo:

quimono terciopelo zara

Este color, este corte entre pijamero y bohemio y el terciopelo de seda de tacto suave me tienen enamorada. ¿Dónde voy a ir con semejante look? Pues no sé pero casi me dan ganas de comprarlo para mirarlo en el armario y acariciarlo de tanto en tanto.

pendientes massimo dutti

Tengo una caja llena de pendientes, pulseras y collares que nunca me pongo y hace ya tiempo que me dije a mí misma que no me iba a comprar nada de joyería, pero he visto estos pendientes y… ahora los necesito!!!

cojines lorena canalslorena canals cojines

 

Sinceramente, a A* le da un poco igual como sea su ropa de cama y me pondría más nerviosa que otra cosa tener cojines por encima de su cama que seguramente nunca estarán como yo desearía, así que no, no voy a comprar cojines pero si lo hiciera estos me parecen geniales, bonitos, divertidos y de buena calidad.

Y podría alargarme porque cuanto más miro más cosas veo que me gustan pero, por suerte, a veces pienso y me resisto a mis impulsos porque, por suerte, no todo es consumo en esta vida.

Publicado en Living, Style | Etiquetado , , , , , , , , | 5 comentarios

Un día para la solidaridad

inigualable

Todo nos invita al consumo. Porque viene navidad pero en lugar de pensar en el espíritu navideño de altruismo y bondad, en lo que pensamos es en la lista de regalos…

Y, no solo Navidad, porque antes de Navidad tenemos el Black Friday, un precioso día salido de la nada para invitarnos a consumir en el preludio lánguido de ventas de justo antes de Navidad. Perfecto, que no decaiga  el consumo, sobretodo. Ya sabemos que este sistema está montado para gastar sin parar en productos de costes bajos, comprar, tirar, volver a comprar, para que la rueda no deje de parar.

Pero me parece que la mejor parte de la vida está muy alejada de eso. Cuando más se disfruta es cuando aprendes a gozar de las pequeñas cosas de la vida, cuando sientes la brisa del mar en la cara, cuando repartes sonrisas, cuando ves que puedes ayudar a otras personas a mejorar su vida.

Es por todo esto que me gusta el #GivingTuesday. Me gusta la idea de un día en que lo importante sea la solidaridad.

El último martes de noviembre quiere convertirse en un recordatorio mundial de que más importante que recibir es dar. Dar cariño, dar apoyo, dar compañía, dar… Porque no es un día de recaptación es un día para fomentar la solidaridad ya sea aportando tiempo, sangre o dinero.

Yo he escogido un proyecto que conozco bien para apoyarlo en su objetivo de llevar sonrisas a personas con discapacidad intelectual con una necesidad de apoyo generalizada. Son personas que tienen poca relación con su entorno y les cuesta entender los estímulos que les llegan para estas personas una terapia en sala multisensorial les ayuda a relajarse, motivarse y tener una mejor relación con su entorno.

Si quieres colaborar con este proyecto puedes seguir este enlace o si prefieres puedes buscar un proyecto con el que te sientas identificado para apoyarlo, difundiéndolo, haciendo de voluntario, aportando lo que puedas… Porque en el #GivingTuesday lo importante es dar.

logo-gt-frase

 

Publicado en Living | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

Deberes de madre

niño en terraza

Cuando te conviertes en madre sabes que te viene mucho trabajo por delante. Sólo hace falta pensar en cambios de pañal, ropa por lavar y comidas por hacer para saber que tu vida ociosa se acabo para siempre.

Pero con la maternidad también vienen un sinfín de deberes que se alejan de los puramente de superviviencia.

Hay que jugar con tus hijos.- fomentar su imaginación, estrechar lazos (que se ve que siendo sólo la madre no hay suficiente lazo…), ayudarle en sus miedos a través del juego… bueno, y también es divertido y se quejan mucho menos si juegas con ellos.

Debes explicar historias.- fomentar la creatividad e incentivar el desarrollo del lenguaje no a través de hablar con ellos y punto, no, hay que convertirse en un cuentista en toda regla!

Manualidades.- un armamento de manualidades parece venir con el título de madre de hoy en día porque hay manualidades para todo y con todo. ¿Para qué sirven las manualidades? Pues, desde mejorar la motricidad fina a entender el concepto de secuencialidad, tenemos de todo…

Cocinar con tus hijos.- ¿No eres cocinitas? Sea como fuere toca ponerse a hacer recetas con los niños por su bien. Las recetas para niños son como las manualidades en la cocina y con un bizcocho de premio (aunque no te olvides de enseñarles que el azúcar es el mal).

Profesora.- una es madre pero también debes ejercer de maestra de apoyo para tus hijos. No hace falta que haya ningún tipo de dificultad de aprendizaje para que sea necesaria una maestra de apoyo, siempre, siempre, debe  haber  una madre reforzando la escritura, buscando nuevos métodos para mejorar la lectura, explicando los procesos científicos por los que la vida evoluciona en el planeta y otros temas que surgen en los porqués infantiles y que si no surgen también debes explicar para fomentar su curiosidad.

No perder la paciencia.-  aquí sí que una madre tiene trabajo de verdad  porque los niños, monos, son muy monos, pero estresantes también.

Deja que tus hijos se aburran.- una vez llegados a este punto del día una cree que ya está suficientemente cansada y deberían ir a acostarse, pero, no, es importante que los niños se aburran para desarrollar su imaginación… que a los niños les da por chinchar cuando se aburren es un daño colateral que no debe tenerse en cuenta (recuerda el punto anterior).

Y, sobretodo, no convertirse en una madre helicóptero.- el mal de la p/maternidad de hoy en día es regular demasiado el mundo de nuestros hijos, controlarles todas las actividades, supervisar todos sus actos… pues, bien, y aunque suene contradictorio,  debes hacer de todo para tus hijos y sobretodo luchar para que tengan su propio espacio, ritmo y vida.

Así que yo os dejo que ¡tengo un poco de trabajo!

Publicado en motherhood | Etiquetado , , , , | 5 comentarios

Renovarse o morir

productos exfoliación

Me parece que en cosmética últimamente todo va sobre renovación. Se ha puesto el foco en la necesidad de renovación celular y ahora la exfoliación es un paso muy importante cuando hace unos años quedaba relegado a cada quince días.

La exfoliación permite retirar la capa superior de células muertas que dan un aspecto más opaco y dejar en la superficie células nuevas con un aspecto más jugoso y luminoso. Así que yo soy de las que se han pasado al bando de la renovación continua.

Para mí la exfoliación empieza por una limpieza diaria profunda que permite mantener una piel lo más regenerada posible. Por las noches uso éste bálsamo de Dafna’s que permite limpiar en profundidad de manera respetuosa con la piel y con masaje incluido por su alto contenido en aceites. Muy importante también retirar siempre el producto con una toalla húmeda, nada de algodoncitos, las toallas permiten retirar mejor el producto y ejercen una pequeña fricción que ayuda a esa exfoliación diaria.

Aunque Caroline Hirons, mi gurú sobre cosmética, dice que siempre hay que poner un tónico ácido para subir el nivel de renovación celular diario, yo no he encontrado nada que me guste, así que me quedo con la loción exfoliante de Clarins para cada dos o tres días (esos días me aplico una ampolla de Martiderm y me veo la piel espectacular).

Además alterno una exfoliación profunda semanal con este producto de Madara. Un exfoliante de los que “rascan” pero que se convierte en untuoso y deja la piel muy nutrida.

 

exfoliante madara

Parece que me he vuelto adicta a la renovación, pero es que lo dice el dicho e cuestión de renovarse o morir.

Y ¿vosotras? ¿os habéis pasado a la exfoliación?

 

 

Publicado en Beauty | Etiquetado , , , , , , , | Deja un comentario

Dormir está sobrevalorado

cama-con-ositos

La noche es oscura y quieta. La noche te abraza sin fin en un arrullo silencioso. Estás sola, sólo tu y la noche. Esa noche cálida, cercana, de aliento denso en la nuca y murmullos amortiguados. A lo lejos unas campanadas marcan las horas. Los cuerpos dormidos de los seres queridos a tu lado, desenredando sueños.

De pequeña me daba miedo la noche. En general era bastante miedosa y la oscuridad y el silencio no mejoraban las cosas. Temía cualquier despertar a medianoche donde un crujido era un mal acechante y las sombras eran realidades paralelas intentando introducirse en mi mundo.

Después de dos años de dormir a trompicones mi relación con la nocturnidad ha cambiado mucho. Aunque siempre he necesitado dormir muchas horas ahora cualquier cosa puede provocar que me desvele en medio de la noche. Yo, la noche y una hilera inmensa de pensamientos. Como cuando era adolescente y perdía las tardes de verano tendida en la cama.

A veces son pensamientos juguetones sobre como podría encajar un altillo en los techos altos, prácticos sobre las listas de tareas por hacer o terrores soterrados a que algo pueda ir mal. Pero la noche y su silencio me atraen, me susurran posibilidades a la oreja y me invitan a dejarme llevar por mi mente y explorar todo lo que en el día a día no me da tiempo suficiente.

Me he convertido en la insomne perfecta. Deseando esos desvelos que me exponen a mis pensamientos. Yo tumbada en la cama, la oscuridad ciñéndose contra los cuerpos, la vida amortiguada a lo lejos, las respiraciones calmadas asegurándome mi felicidad diaria. Las mañanas traen zumbidos en los oídos y los párpados se me agrietan como si fueran de cristal pero eso ya no es culpa de la noche.

Yo que siempre he sido muy dormilona, estoy entre el deseo de dormir más y la incapacidad de hacerlo. Yo que siempre he necesitado darle diez vueltas a las cosas sólo encuentro el espacio para hacerlo si me robo horas de sueño… Y todo por acompañar, empatizar y adaptarme a un pequeño de casi dos años de sueño ligero y sincopado. Es lo que tiene ser madre y si hay que dejar de dormir pues, oye, lo aprovecharemos!

P.S: post ideado a las tres de la mañana, así que si es algo disperso no me lo tengáis muy en cuenta.

Publicado en Living, motherhood | Etiquetado , , , , | 2 comentarios

Tiempo de extraescolares

happylittlething

Si pienso en extraescolares pienso en clases de inglés y partidos de básquet los sábados por la mañana. Esas son las actividades extra curriculares de mi infancia.

Había que estudiar inglés (todo el mundo lo decía y como no se daba en la escuela pues tocaba estudiarlo fuera) y había que hacer algo de deporte (podías escoger entre futbol, básquet o danza para las niñas). Así lo hacíamos en mi casa y entre la mayoría de mis compañeros.

A la hora de escoger extraescolares para A* reconozco que las cosas han cambiado para bien y me enfrento al mundo de las múltiples posibilidades. Hay muchas opciones y todas parecen interesantes para la futura educación de los niños.

Estudiar algo de música parece tener cualidades casi mágicas. Es bueno para la concentración, psicomotricidad fina, desarrollar la autoestima y muchísimas cosas más entre las que destacan las matemáticas… Pero A* no demuestra ninguna paciencia para poder aprender a tocar ningún instrumento y lo hemos dejado de lado.

La robótica está en auge, es una manera divertida de introducir a los niños en el lenguaje tecnológico y darles herramientas para ser creadores en el mundo digital. Bueno, pues por divertido que me parezca a mi hacer un robot mi hijo dice que no le apetece en absoluto, que me ponga yo a hacerlo si eso… Así que descartamos robótica.

Aunque ahora ya se estudia inglés en la escuela continúa siendo muy importante y requiere muchas más horas de estudio de las que entran en currículum. Si bien hacer clases de inglés extra me parece una buena forma de aprenderlo creo que donde de verdad se aprende es estando en el país de más mayorcitos (erasmus, intensivos… yo ya voy ahorrando por si a caso).

Con el básquet y el fútbol nos hemos puesto todos de acuerdo, no nos interesa para nada. A nosotros, como padres, nos parecía aburridísimo tener que dedicar los sábados o domingos a los partidos y A* nunca ha demostrado ningún interés por estos deportes. Veremos qué pasa si R* se convierte en un fanático del balón.

De momento tenemos claro que no tenemos nada claro. 

Vamos probando extraescolares cada año. Parece que el teatro ha cuajado y este año repetimos pero continuamos probando, eso sí, sin pasarse que también creo que es importante ir al parque, tener tiempo para los deberes, aburrirse, jugar tranquilos en casa…

Publicado en motherhood | Etiquetado , , , | 1 Comentario

Un bolso de soltera

20170928_143706

Siempre llevo bolsos pequeños. No lo puedo evitar. Alguna vez me he comprado algún bolso un poco más grande para poder llevar todo lo que una madre necesita pero siempre acaban aparcados en el armario porque no me resultan cómodos.

¿Cómo puedo llevar un bolso tan pequeño con la de cosas que se necesitan cuando vas con niños?

Yo voy a buscar a los niños al cole y pasamos tarde de parques y extraescolares pero me he dado cuenta que en mi día a día no necesito llevar tantas cosas… o me las arreglo sin ellas. Y me las apaño muy bien… mucho mejor que cuando intento llevar un bolso grande y pierdo media hora cuando quiero coger las llaves.

En mi bolso cabe lo justo: el monedero, pañuelos, las gafas de sol, el teléfono y las llaves.

Qué pasa si se untan los niños? Yo he visto que con un pañuelo y agua de la fuente nos apañamos suficientemente y así nos ahorramos las contaminantes toallitas.

Y, si tienen hambre? y, si tiene sed? Si no me da tiempo de pasar por casa en busca de una bolsa de merienda (que luego dejo dentro de la mochila de A* para no acarrear más cosas) suelo prepararlo por la mañana para que se la lleven los niños. En el parque siempre tenemos una fuente cerca y a los niños les encanta beber del caño.

Qué pasa si se mojan, manchan…? R* aún es pequeño y si vamos a pasar el día fuera si que preparo una bolsa con todo lo imaginable para llevar en el carro… que como pasaremos el día fuera seguro que lo voy a necesitar. Pero para pasar una tarde fuera y además por el barrio, no me hace falta nada extra.

A veces, nos preparamos para demasiados imprevistos y luego no usamos todos esos “por si a caso”.

Yo he optado por ceñirme a lo justo y continuar disfrutando de mi bolso de soltera.

un bolso pequeño para madres

 

 

Publicado en Style | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Los padres de los niños

Un dios salvaje

A veces los conflictos de los niños son difíciles. Pero son difíciles no por los niños si no por los padres.

Todos queremos lo mejor para nuestros hijos pero todos tenemos nnuestros prejuicios sobre los demás, sus formas y como van a educar a sus hijos. Así que cuando veo como, ante un conflicto normal entre niños, los padres nos ponemos todos a la defensiva no puedo evitar pensar en Un dios salvaje.

¿Seremos capaces de dejar de lado nuestros prejuicios en pro de nuestros hijos?

Publicado en motherhood | Etiquetado , , | 2 comentarios

La teta, la cama y el cuento que nunca se acaba

piececitos

Como ya os he explicado tengo un hijo pequeño que siempre ha tomado mucho pecho por la noche. Aunque hemos intentado unas cuántas veces que duerma sin teta y en su propia cama, a sus 22 meses continúa colechando, mamando y despertándome todas las noches.

Me gustaría que durmiera en su cama, me gustaría acabar definitivamente con la lactancia y me gustaría (mucho pero mucho, mucho, mucho) dormir una noche entera. Pero también os digo que he hecho más bien poco para llevar a cabo estos deseos.

Cada vez que digo que tengo que ponerme firme para intentar cambiarlo a su cama o quitarle la teta, algo me hace desdecirme… Ahora es un resfriado que le provoca malas noches y, claro, si el pobrecito se encuentra mal no vas a quitarle  el gusto. Después puede ser que estemos a punto de salir de fin de semana fuera y, ya se sabe, que si vas a cambiar los hábitos nocturnos en unos días mejor no introducir nuevas rutinas…

Excusas, excusas y más excusas.

Siempre tengo una excusa a punto. Porque debo reconocer que en el fondo me gusta (bueno, dormir mal no me gusta, ¡eh!). Me gusta tener a mi pequeño durmiendo a mi lado. Me gusta ver como se relaja en el pecho. Son mis momentos para  disfrutar en exclusiva de R*.

Tengo  ansias de gozar al máximo (y cuanto más tiempo, mejor) de la etapa de bebé de R*. Con A* fue más difícil, más sufrido, pues ya os expliqué que tuvimos unos inicios complicados y me da la sensación  que me perdí parte de los buenos momentos que ahora estoy intentando atesorar. Además, en esta casa, y aunque una parte de mí aún querría, no van a haber más bebés. Cerramos el cupo. Etapa superada. Y… aish!… con lo bonita (aunque pesada) que es esta etapa dejadme que la disfrute al máximo.

Total, a dormir mal se ve que ya me he acostumbrado.

Publicado en motherhood | Etiquetado , , , , , | 3 comentarios