Night Watch

¡Odio los mocos! El pequeño R* está resfriado y, claro, tenemos muchos mocos. Mocos que no dejan mamar, mocos que no dejan respirar, mocos que no dejan dormir…

Con este tiempo y un hermano mayor lo más normal es que el peque se resfríe; y tenemos suerte que no coge fiebre ni se le complica nada, pero, claro, eso significa no dormir. Las noches las pasamos entre la mecedora, reclinados en la cama y, cuando consigue dormirse en su camita, escuchando su respiración.

No hace falta decir que no llevo nada bien esto de las noches en vela. Soy muy dormilona y a la mínima que no puedo dormir bien las 8 horas se me nota a la legua y tengo un humor de perros… Y eso que A* nunca fue un de buen dormir y ya me tiene entrenada.

Sé que las malas noches son normales en los niños y que todo pasa, pero mientras te toca se hace muy pesado.

No queda otra que humidificador, suero nasal y mucha paciencia.

20160321_113647[1]

20160317_102035[1]

Anuncios

Acerca de happylittlethingblog

Treinta y tantos, comunicadora, mamá, beautyadicta y aficionada a la moda pero sobretodo optimista por naturaleza. Disfruto de los pequeños momentos y me gustaría compartirlos.
Esta entrada fue publicada en motherhood y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Night Watch

  1. Pobrecitos… Las malas noches son lo peor. Así que mucjo ánimo y paciencia que tú puedes.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s