Andando libremente

image

R* está hecho un un andarín. Claro, tiene 18 meses y ahora quiere caminar siempre, y, claro, él solo, sin darle la mano a nadie.

Me acuerdo perfectamente de esta época de A* y ya la temía con toda el alma. Solo quería andar, no quería cochecito, y no quería ir de la mano, tampoco no hacía caso de ninguna indicación y tocaba seguirlo muy de cerca y dejar que se parara e investigara todos los portales, escalones, baldosas distintas y otras maravillas que encontraramos por el camino. Habíamos llegado a tardar 45 minutos en llegar a su guardería, que está a menos de 10 minutos de casa.

Ahora que tengo más paciencia pero menos tiempo no tengo ningunas ganas de dedicarme a vagabundear y mucho menos a correr tras mi hijo. Veo con envidia madres esptupendas  que van relajadamente de la mano de sus hijos pequeños que tranquilamente, despacito pero sin pausa, hacen el camino que toca y me he propuesto conseguir ser una madre de éstas.

Cada día empezamos a andar y cuando insiste en dejarse ir de mi mano o no quiere ir hacia donde yo le digo lo siento en el cochecito y le digo que si no anda conmigo no puede ir andando. Pero R* continúa igual.

Quiere andar pero no quiere que lo guíen. Quiere andar libre. Así que tenemos servido un choque de voluntades. La solución de momento es sentarle a las malas y llevarlo rápido de un sitio a otro. Intento compensarle con mucho parque y dejándole andar tranquilamente por la calle peatonal que tenemos frente a casa aunque no sé si el cree que es suficiente.

No nos toca otra que andar este camino y pasito a paso veremos como hacemos el trayecto.

¿Vuestros hijos van de la mano? Y eso, ¿cómo se consigue?

image

Anuncios

Acerca de happylittlethingblog

Treinta y tantos, comunicadora, mamá, beautyadicta y aficionada a la moda pero sobretodo optimista por naturaleza. Disfruto de los pequeños momentos y me gustaría compartirlos.
Esta entrada fue publicada en motherhood y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Andando libremente

  1. startbioblog dijo:

    A mi también me mataban esos 45 minutos a pie cuando normalmente se hacen en diez minutos 😉 pero creo que es una etapa, mis numero 1 y numero 2 siempre iban a su aire sin querer darme la mano , poco a poco se acostumbraron a darmela, incluso numero 2 que es un trasto. Las mamas que ves seguro que también pasaron por ello 🙂 Animos y un saludo!!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s